Email

jueves, 15 de junio de 2017

¿Por qué mentimos?


Aprender a mentir es una etapa natural en el desarrollo del niño. Kang Lee, un psicólogo de la Universidad de Toronto, ha explorado cómo los niños se convierten en mentirosos más sofisticados a medida que crecen. Darshan Panesar, un asistente de investigación, y nueve años de edad, Amelia Tong demuestran la tecnología de espectroscopia de infrarrojo cercano funcional, que Lee usa en sus estudios.

La historia de la humanidad está lleno de mentirosos astutos y experimentado. Muchos son los criminales que inventan mentiras y tejen engaños para ganar recompensas-como el financiero Bernie Madoff hizo injustas durante años, engañar a los inversores de mil millones de dólares hasta su esquema Ponzi se derrumbó. Algunos son los políticos que mienten para llegar al poder o se aferran a ella, como Richard Nixon hizo famoso cuando negó cualquier participación en el escándalo de Watergate.
A veces la gente miente para inflar su imagen a una motivación que mejor se podría explicar demostrablemente falsa la afirmación del presidente Donald Trump que su muchedumbre de la inauguración era más grande que primero del presidente Barack Obama. La gente miente para encubrir el mal comportamiento, como el nadador estadounidense Ryan Lochte hizo durante los Juegos Olímpicos de 2016 afirmando que ha sido robado a punta de pistola en una gasolinera cuando, de hecho, él y sus compañeros de equipo, borracho después de una fiesta, se había enfrentado a guardias de seguridad armados después de dañar la propiedad. Incluso la ciencia-académica un mundo habitado en gran parte por personas dedicadas a la búsqueda de la verdad, se ha demostrado que contienen galería de impostores, como el físico Jan Hendrik Schön, cuya supuesta avances en la investigación de semiconductores moleculares demostrado ser fraudulenta unos pícaros.
Estos mentirosos ganaron notoriedad debido a la forma atroz, bronce, o daños de sus mentiras eran. Sin embargo, su engaño no les hace tanto de una aberración como podríamos pensar. Las mentiras que impostores, estafadores, y los políticos se jactan dicen simplemente se sientan en el vértice de una pirámide de mentiras que han caracterizado el comportamiento humano durante millones de años.
Mentira, resulta que es algo que la mayoría de nosotros son muy expertos en. Mentimos con facilidad, en pequeña o gran escala, a los extraños, compañeros de trabajo, amigos y seres queridos. Nuestra capacidad de la falta de honradez es tan fundamental para nosotros como nuestra necesidad de confiar en los demás, que irónicamente nos hace terrible en la detección de mentiras. Al ser engañosa se teje en nuestro propio tejido, tanto es así que sería fiel a decir que mentir es humano.


Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...